CRUZ DE MENJÍBAR AL REGIMIENTO

DE DRAGONES DE NUMANCIA Nº 7

16 de Julio de 1808, Menjíbar (Guerra de la Independencia 1808-12).

Creada por Real Orden de 8 de Abril de 1816, para recompensar a la División del Ejército de Andalucía que mandaba el General Reding, donde formaban parte jinetes de Numancia, que participaron en las acciones de la población que le da el nombre.

 

 

MEDALLA DE BAILÉN AL REGIMIENTO

DE DRAGONES DE NUMANCIA Nº 7

19 de Julio de 1808, Bailén (Guerra de la Independencia 1808-12)

Creada por la Junta Suprema Gubernativa del Reino en nombre de Fernando VII, en Agosto de 1808, para conmemorar la primera gran victoria sobre el Ejército Napoleónico, en donde participo un Escuadrón de Dragones del Numancia.

 

 

CRUZ DE DISTINCIÓN DEL SEGUNDO

SITIO DE ZARAGOZA AL

REGIMIENTO DE DRAGONES DE NUMANCIA 7

21 de Diciembre al 21 de Febrero de 1809, Zaragoza (Guerra de la Independencia)

Participa el Regimiento Numancia en la defensa de la ciudad de Zaragoza en su Segundo Sitio. Entre las acciones más destacadas, resalta la llevada acabo el 31 de Diciembre de 1808, donde formando parte con otras fuerzas salen de la ciudad en misión de reconocimiento, atacando al enemigo francés. Al día siguiente, el General Palafox en un manifiesto exalta la heroica actuación de las fuerzas participantes:

"SOLDADOS de mi ejército de reserva: Ayer sellasteis el ultimo dia del año con una acción digna de vosotros: cuando dispuse un reconocimiento general en los puntos que ocupa el enemigo, os hallé mas prontos à un ataque no pudiendo vuestra bizarría conteneros; bien luego hallasteis con quien chocar. El campo del enemigo todo en masa caía sobre vosotros, quedando obedeciendo mi orden con mas velocidad que pude darla os arrojasteis sobre ellos, destrozando con vuestra bizarra caballería los famosos guerreros del Norte que os esperaban à pie firme. Su descarga no os aterró; mucho menos sus bayonetas, pues llegando mas pronto vuestras espadas tuvo el gusto esta invicta Ciudad de ver tendidos por el suelo inumerables cadáveres de los vandidos que la sitian. Sonó el clarín y à un tiempo mismo los filos de vuestras espadas arrojaban al suelo las altaneras cabezas humilladas al valor y al patriotismo. Numancia, Olivencia, estoy satisfecho de vuestra bizarría; yá he visto que vuestros ligeros caballos sabrán conservar el honor de este Exército, y el entusiasmo destos sagrados muros. Batallones que os hallasteis en la accion todos sois merecedores del aprecio de vuestro General, y vosotros Xefes, à quienes he confiado el mando de estos Cuerpos, y los que guardais los fuertes muros de esta Ciudad todos sois acrehedores à la justa opinion pública: Comenzad este año como acabasteis el pasado: sean mayores vuestras glorias, puesto que deben ser mayores los empeños, y mayor el lauro de conseguir con vuestro esfuerzo la entera libertad de España. Yo os prometo, Soldados, toda mi consideracion, y para que el dia de ayer sea anotado entre los grandes y felices de nuestro Exército, he dispuesto que en testimonio de vuestra bizarría lleveis al pecho una cinta encarnada todos los que os señalasteis en tan distinguida accion: tambien vosotros Vecinos de esta Ciudad que quisisteis disfrutar de iguales glorias hallandoos en el fuego enmedio de mis Soldados llevareis con ellos esta distincion: Usadlasí, valientes Soldados, y sea entre vosotros un estímulo: Sabed que me hallareis pronto siempre à premiar vuestro valor, así como à castigar la menor cobardía, que no espero en vosotros. Ceñid esas espadas ensangrentadas que son el vinculo de vuestra felicidad, el apoyo de la Patria, el cimiento del Trono de FERNANDO, y la gloria de vuestro General. = Quartel general de Zaragoza Iº de Enero de 1809".

 

 

CRUZ LAUREADA DE SAN FERNANDO

INDIVIDUAL AL CAPITÁN

D. ADOLFO ESTEBAN ASCENSIÓN

27 de Mayo de 1937, Defensa de la posición de "Las Minas" (Frente de Vizcaya) O.C. de 15 de marzo de 1939 (B.O. Nº 77, 18MAR39)

"El día 27 de mayo de 1937 este Capitán guarnecía con el Sexto Escuadrón del Regimiento Cazadores de Numancia, en funciones y cometidos propios del Arma de Infantería, la parte más avanzada de la posición de "Las Minas" (Vizcaya), con una Sección de Ametralladoras del mismo Cuerpo, y en las primeras horas de la mañana fue atacada por cuatro batallones y dos compañías marxistas, tomando tal violencia el combate, que el enemigo llegó a cortar las alambradas, y en esta crítica situación, el Capitán Esteban supo conservar y defender su puesto, infundiendo a sus tropas, con su valor admirable, un alto espíritu combativo y una gran moral. No pudiendo contenerse al enemigo con bombas de mano, agotadas éstas ya, cuando parecía inminente e inevitable la pérdida de la posición, a pesar de la bajas sufridas, este oficial arengó a las tropas que le quedaban, haciéndolas atacar al arma blanca, lanzándose él el primero, con gran bravura y desprecio del peligro, fuera de las trincheras, con cuya conducta tan heroica enardecida la tropa, consiguió rechazar y poner en fuga desordenada al enemigo, al que se le ocasionó un total de trescientos setenta muertos, y salvando de este modo tan crítica situación".

 

 

CRUZ LAUREADA DE SAN FERNANDO

COLECTIVA AL SEXTO ESCUADRÓN DEL

REGIMIENTO DE CAZADORES DE NUMANCIA,

6º DE CABALLERÍA

27 de Mayo de 1937, Defensa de la posición de "Las Minas" (Frente de Vizcaya) O.C. de 12 de mayo de 1939 (B.O. Nº 136, 16MAY39) O.C. de 2 de junio de 1938 (B.O. Nº 591, 05JUN38)

"El 26 de mayo de 1937 se llevó a cabo la ocupación de diversas posiciones en el frente de Vizcaya, entre las que se encontraba la de "Las Minas". Entre la madrugada del día siguiente, y tras una intensa preparación artillera, tuvo lugar un fuerte contraataque por cuatro batallones enemigos, que llegaron hasta las alambradas, cortándolas en algunos puntos. El Sexto Escuadrón del Regimiento de Cazadores Numancia Nº 6 defendiola briosamente, y cuando la situación era muy crítica, acudiose al arma blanca. Las acometidas de los soldados del Escuadrón hizo que el adversario se retirara desordenadamente, dejando abandonados más de cien muertos. El heroismo culminó en la actuación de una Sección de Ametralladoras, de la que fueron bajas todos sus sirvientes".

 

 

MEDALLA MILITAR COLECTIVA

AL PRIMERO, SEGUNDO, QUINTO

Y SEPTIMO ESCUADRONES

DEL REGIMIENTO DE CAZADORES

DE NUMANCIA, 6º DE CABALLERÍA

26 al 30 de Mayo de 1937. Ataque, ocupacion y defensa de las posiciones de San Pedro y anexas (Frente de Vizcaya) O.C. de 2 de Junio de 1938 (B.O. Nº 591, 05JUN38)

"El día 26 de mayo de 1937, previa orden de ocupación de las posiciones de San Pedro y anexas, así como de la de "Las Minas", se llevó a cabo la operación por estas ocho Unidades, logrando sus objetivos y cogiendo 120 prisioneros, 13 heridos y 40 muertos abandonados, más 8 ametralladoras, 3 morteros del 81, 262 fusiles, 2 piezas de artillería del 7,5, gran cantidad de municiones y bombas de mano y un parque de Ingenieros. En la madrugada del día 27, después de intensa preparación artillera fue contraatacada la posición de "Las Minas" por fuerzas enemigas, constituídas por cuatro batallones, siendo rechazadas por el 6º Escuadrón en las mismas alambradas, que llegaron a cortar. Cuando la situación era muy crítica por las bajas sufridas, se ordenó el ataque al arma blanca, y ante la acometividad de estas fuerzas, el enemigo se retiró desordenadamente dejando abandonados en las alambradas más de cien muertos. El heroismo de esta guarnición culminó con la actuación de una sección de Ametralladoras, de la que fueron bajas todos sus componentes. En virtud de orden superior, se efectuó la retirada, haciéndose fuertes en las posiciones de San Pedro y anexas, las cuales fueron cañoneadas constantemente en los días 28, 29 y 30. En las primeras horas del día 31 atacó de nuevo el enemigo, con gran violencia, aproximándose a la posición y en grandes masas por todo el frente, logrando envolver la avanzadilla, cuya guarnición se repliega con el cincuenta por ciento de bajas, intensificando el ataque dentro de las alambradas y llevando a cabo las citadas fuerzas un brioso contraataque que rechazó al enemigo, recobró la avanzadilla y persiguió a aquél, haciéndole más de 800 bajas, de ellas 300 muertos y 20 prisioneros".

 

 

MEDALLA MILITAR COLECTIVA AL TERCER Y

CUARTO ESCUADRONES, y SECCIÓN DE

AMETRALLADORAS DEL REGIMIENTO

DE CAZADORES DE NUMANCIA,

6º DE CABALLERÍA

11 al 23 de Febrero de 1937, Paso del Jarama en el Pingarrón (Batalla del Jarama) O.C. de 9 de Junio de 1938 (B.O. Nº 598, 12JUN38)

"El día 11 de febrero de 1937, en virtud de orden recibida de la Superioridad de que la Brigada de Caballería pasase el río Jarama una vez que los Tiradores de Ifni tomasen el puente Pindoque por sorpresa, para evitar fuera volado, y los Ingenieros pusieron tablones sobre el mismo, no se pudo impedir que el enemigo volase el puente referido, a pesar del audaz golpe de mano de los Tiradores, concentrando entonces allí el enemigo gran cantidad de fuego, razón por la cual los Ingenieros no pudieron colocar los tablones para facilitar el paso de la Caballería, teniendo ésta que efectuarlo, en condiciones desventajosísimas, por un puente de ferrocarril de vía estrecha y por el paso de peatones del mismo, sitio éste por donde se pasó con todos los elementos, no obstante las dificultades presentadas por las planchas estrechísimas de hierro, que hacían que resbalasen los caballos al tener que tirarse al agua, en cuya forma, y a pesar del intenso fuego de cañón y armas automáticas, efectuaron el paso las fuerzas de Caballería con un arrojo insuperable y con un valor temerario, demostrativo de una disciplina extremada y un gran amor a sus Jefes. Al hallarse efectuando este paso, haciéndolo en cabeza el Tercer Regimiento, se presentaron en dirección de Vaciamadrid cinco tanques rusos, que llegaron a colocarse a unos seiscientos metros del puente mencionado, hostilizando intensamente a las fuerzas que lo estaban pasando, así como a los que esperaban turno para hacerlo, ya que todos debían verificarlo por el mismo sitio, ante la imposibilidad de hacerlo por los vados, debido a la intensa crecida del río, no siendo interrumpido en momento alguno este paso constante de la Caballería, a pesar, no sólo del expresado cañoneo de los tanques enemigos, sino también de la artillería y aviación roja, que batía y ametrallaba a las tropas, que con tanta bravura, arrojo y desprecio de sus vidas continúan, cada vez con más ánimo y espíritu, la misión que se les ha encomendado. Tan pronto como se retiraron los tanques, por efecto del eficaz fuego de nuestras baterías emplazadas en la Marañosa, se recibe orden de tomar rápidamente las alturas de Vértice Pajares, y entonces el Tercer Regimiento, sin esperar que terminara de pasar el resto de la Columna, se lanza en audaz y gran galope durante más de dos kilómetros, y bajo un fuego intensísimo, para apoderarse de las lomas que dan acceso al citado Vértice. Los Escuadrones que ocupan el Vértice Pajares se ven atacados por seis tanques rusos, que se aproximan con un escuadrón de caballería enemiga, así como unos batallones se lanzan igualmente contras las citadas fuerzas, con bayoneta calada; entonces, las fuerzas de Caballería Nacionales, no sólo contienen el avance de los batallones enemigos, sino que les obligan a retirarse de sus posiciones, ocupando, en un alarde de decisión y bravura, todas las alturas que dan acceso al Vértice Pajares. Las Unidades de Infantería de la Columna del General Barrón relevaron a las Fuerzas de Caballería, continuando éstas su brillantísimo avance, ocupando el Segundo Regimiento, con arrojo y decisión y bajo intenso fuego, la Casa del Guarda, dominando completamente la carretera de Chinchón. Asimismo, los Escuadrones Tercero del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas número 5 y Cuarto del Regimiento Cazadores de Numancia, Sexto de Caballería, con motivo de un ataque violentísimo a la posición del Pingarrón, que tuvo lugar el día 23 de febrero de 1937, precedido de una intensa preparación artillera enemiga, que, concentrada en reducido espacio, produjo ingentes efectos de destrucción en las fortificaciones allí ejecutadas y la casi extinción de sus efectivos, así como la baja de toda su Oficialidad, aguantaron todas las acometidas del enemigo sin ceder en ningún momento ni solicitar refuerzo alguno, demostrando en el transcurso del ataque un espíritu, arrojo, entusiasmo y disciplina dignos de todo encomio, conservando la posición y rechazando siempre a los atacantes, no obstante la gran masa de éstos y deficiencia de los efectivos propios por las bajas anteriormente expresadas".

 

 

CRUZ LAUREADA DE SAN FERNANDO INDIVIDUAL 

AL CAPITÁN D. FRANCISCO ENRÍQUEZ BOTELLA

 11, 12 y 13 de febrero de 1937, Sector de “las Rozas” (Frente de Madrid) O.C. de 31 de Marzo de 1944 (B.O. Nº 80,06ABR44)

            “Este Capitán al mando del tercer escuadrón del Regimiento de Caballería Numancia núm. 6 cubre la parte más peligrosa del frente por ser la menos relacionada con el resto de la defensa, sufriendo durante todo el día 11 de febrero de 1937 el ataque de los rojos, dirigido contra el sector de Las Rozas. Al día siguiente el enemigo reitera su acoso con mayores efectivos en hombres, más potentes medios y un eficaz apoyo de la artillería, y dentro del conjunto del combate, la acción más importante es la dirigida hacia los atrincheramientos que ocupa este capitán, el cual pone de manifiesto sus excelentes condiciones de carácter, valor y virtudes militares que le adornan, haciendo frente y conteniendo al adversario con escasas fuerzas, por lo que el jefe del sector le envía su felicitación.

            El día 13 desde el amanecer, el adversario persiste en su intento; la defensa tiene que extremar su resistencia y llevarla al máximo esfuerzo. El ataque que es constante, prosigue duramente, aumentando al desaparecer la niebla y entrando en acción nuevos efectivos enemigos con carros de combate que ocasionan numerosas bajas a los defensores, contándose entre ellas la del Capitán Enríquez, que no permite ser evacuado, y que no solamente no abandona su puesto, sino que a pesar de ir quedándose solo, no ceja en su entusiasmo por sostener y mantener la defensa del puesto que se le había confiado. La violencia del ataque enemigo ha logrado desbordar los atrincheramientos de este capitán, quien acompañado de los pocos hombres que le quedan y enardeciendo a todos con su valerosa actitud, se lanza en lucha personal contra los carros de combate y sucumbe en esta acción. Hasta entonces el enemigo no logró ocupar las trincheras tan heroicamente defendidas por el Capitán Enríquez Botella”.

 

 

MEDALLA MILITAR COLECTIVA AL TERCER

Y CUARTO ESCUADRONES, Y SECCIÓN DE

AMETRALLADORAS DEL REGIMIENTO

DE CAZADORES DE NUMANCIA,

6º DE CABALLERÍA

26 al 30 de Julio de 1938, Gandesa (Batalla del Ebro) O.C. de 09 de Mayo de 1940 (B.O. Nº 105, 11MAY40)

"El enemigo, en la noche del 24 al 25 de julio de 1938, logró pasar el río Ebro e infiltrarse en la zona comprendida entre Ribarrija y el río Canaletas, constituyéndose por nuestras fuerzas una línea con las unidades y elementos que fueron enviados por el Cuerpo de Ejército Marroquí, que en el sector de Gandesa comprendía los pueblos de Villalba de los Arcos, Gandesa y posiciones de Puig Caballé. Como refuerzo de las unidades en línea en este sector, llegó el día 26 por la mañana el primer regimiento de la primera brigada de la División de Caballería núm. Y, compuesto por un grupo de escuadrones de Numancia (tercer y cuarto escuadrones) y sección de ametralladoras de Villarrobledo. El día 27 el enemigo atacó por el norte del centro de resistencia, carretera de Gandesa a Villalba, contraatacando el mencionado grupo de escuadrones de Numancia, en combate pie a tierra, haciéndolo de una manera tan enérgica y decidida, que, no obstante la manifiesta superioridad del enemigo, logró rechazarle. Hasta el día 30, continuó el enemigo en sus ataques a toda la línea, llegando en este día a realizar su máximo esfuerzo; por esta razón y por el desgaste sufrido por las unidades, llegaron a crearse en este día situaciones verdaderamente delicadas, logrando el enemigo amenazar seriamente el pueblo de Gandesa. En estas circunstancias intervinieron el tercer y cuarto escuadrones y la sección de ametralladoras, lanzándose en violentísimo contraataque y rebasando los objetivos que le habían sido designados. La sección de ametralladoras apoyó el mencionado contraataque avanzando con el material al brazo, situándose en posición a cortísima distancia del enemigo, lo que le permitió obtener el mayor rendimiento de sus armas. El mismo día 27 el grupo de escuadrones de Regulares de Alhucemas y sección de ametralladoras de Villarrobledo avanzan en brillante contraataque, mejorando sus posiciones y rechazando ataques enemigos realizados con artillería y tanques. Durante todo el día 28 rechazan varios ataques enemigos, así como el día 30 en que el enemigo ataca con gran intensidad y violencia, dan pruebas de valor y alto espíritu a pesar de sus mermados efectivos, rechazando ataques de un enemigo muy superior en número, y llegando a luchar cuerpo a cuerpo, consiguiendo restablecer la línea quebrantada por el enemigo".

 

 

SOCIO DE HONOR DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL

"LOS SITIOS DE ZARAGOZA"

18 de febrero de 2000

Por la brillante actuación del personal y unidades del Regimiento frente a las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia, la Asociación Cultural "Los Sitios de Zaragoza" lo nombra Socio de Honor y le entrega una medalla conmemorativa.

 

 

 

MEDALLA DE LA CIUDAD

DE ZARAGOZA

24 de noviembre de 2006

Por resolución de Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza, se concede al Regimiento de Caballería Numancia, la Medalla de la Ciudad de Zaragoza, como reconocimiento a su estrecha vinculación con la Ciudad que se remonta ya a los Sitios de Zaragoza”. La entrega fue efectuada el 10 de diciembre de 2007 por el Excmo. Sr. Alcalde de la ciudad D. Juan Alberto Belloch, en las instalaciones del Ayuntamiento.

 

 

 

 

MEDALLA DE DEFENSOR

DE ZARAGOZA

27 de marzo de 2008

En el marco del Bicentenario de "Los Sitios de Zaragoza", durante un acto desarrollado en el Museo Provincial el 15 de junio de 2008, el Regimiento recibió de manos del Excmo. Sr. Alcalde D. Juan Alberto Belloch el Título de "Defensor de Zaragoza", en reconocimiento y recuerdo de la meritoria labor que sus antecesores hicieron en la defensa y socorro de la ciudad durante los sitios que sufrió en 1808 y 1809.