Frases Militares

 

El espíritu de la Caballería, hecho de audacia y abnegación, de sacrificio y disciplina, no cambiará jamás, porque es el alma misma de los jinetes...y el alma es inmortal.

 

 

Si no tienes la vista del águila, la fiereza del león y la acometividad del tigre, echa pie a tierra, pues no sirves para mandar el "Huracán de la Caballería"

 

 

¿Quién era aquel jinete desconocido?

Era la encarnación anónima y gloriosa, del límite, humanamente insuperable, de la acción de un Arma.

 

 

El Rey prohibe a los oficiales de su Caballería, bajo la pena infamante de pérdida de empleo, que el enemigo les ataque. Será su Caballería la que siempre ataque al enemigo.

Federico II, Rey de Prusia

 

 

Y Dios cogió un puñado de viento del sur, e insuflándole su aliento, creó el caballo.

Proverbio indio

 

 

Los triunfos sin Caballería son estériles; y las derrotas, desastres.

General romano Corbulón (año 67)

 

 

Casi todo lo bueno y noble de nuestra espiritualidad se lo debemos a una Institución militar: La Caballería. La humanización de las costumbres, el respeto a lo jurado, el desprecio a la mentira, la veneración por la mujer, el honor, el patriotismo, cuanto constituye, en suma, el acervo moral de un hombre civilizado moderno.

Teniente General Kindelan (1952)

 

 

La misión de la Caballería es tan importante que si es buena y la desempeña bien, puede decirse que en ella estriba la seguridad y descanso del ejército entero.

José Gutiérrez Maturana, Marqués de Medina (1879)

 

 

La Caballería no es sólo un Arma, no es sólo un modo de combatir, no es sólo una táctica. Es un modo de vivir.

Salvador García de Pruneda (1961)

 

 

...y han borrado las arenas del desierto la brillante historia escrita por el Arma de Caballería; ya no se ven en los arenales ni en las dunas las rodadas de nuestros autoametralladoras y jeeps; ya no ondea la bandera roja y gualda en los puestos del Sahara español; pero sí queda en el corazón de todo buen jinete la íntima satisfacción del deber cumplido.

Mariano Fernández - Aceytuno Gabarrón (1995)

 

 

La Caballería...unas veces decide la victoria, otras la engrandece, otras disminuye los desastres y siempre, por lo menos, es la que completa el triunfo, la encargada de alcanzar los resultados que éste proporciona.

José Gutiérrez Maturana, Marqués de Medina (1879)

 

 

La Caballería ha sido, es y será siempre el Arma ofensiva-resolvente por excelencia, el supremo instrumento de acometividad absoluta, en que el lenguaje de la inercia se desconoce y los términos medios se ignoran, se proscribe la defensa, pues hasta en su retirada ofende, y que encierra estrictamente su acción en el dilema de "vencer o morir".

Teniente de Caballería D. Mariano de Santiago Guerrero (1903)

 

 

Sin Caballería, las batallas no son decisivas.

Napoleón Bonaparte (1769-1821)

 

 

Cuando el enemigo es victorioso, corresponde a la Caballería la honrosa misión de la abnegación y del sacrificio. A toda costa se mantiene en contacto con el enemigo sin reparar en su número, y aprovecha todas las ocasiones para detener, si es posible, o, por lo menos, retardar la persecución, firmemente convencida de que toda su sangre será poca comparada con el honor de salvar al ejército, y, a veces, a la Patria, de un inmenso desastre.

Reglamento provisional para la instrucciónde las tropas de Caballería (1910)

 

 

La sciencia no enbota el fierro de la lança, ni face floxa espada en la mano del cavallero.

Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana

(1398-1458)

 

 

El Ejército es la más noble de las instituciones del país porque ella sola hace posible que las demás existan. Toda libertad política y civil, todas las creaciones de la cultura, de la economía, del progreso, incluso del Estado, viven y mueren con el Ejército.

Moltke. General y político alemán (1800-1891)

 

Tres son las dotes del oficial de Caballería: rapidez de concepción, rapidez de decisión y espíritu eminentemente agresivo.

Mariscal italiano Bodoglio (1925)

 

 

A vosotros corresponde devolver a nuestra sociedad el sentido de los valores; oponer al culto del dinero el sentido del servicio; al egoismo, la entrega completa de uno mismo; al reinado del bienestar, el culto del esfuerzo; a la blandura, la energía; y a la cobardía, la fidelidad y el honor.

André Piettre (1906-1994)

 

 

La fuerza de las armas no es fuerza bruta sino fuerza moral.

José Ortega y Gasset (1883-1955)

 

 

...y Zeus (Júpiter) accedió a la petición, poniendo a su admirado Centauro Quirón en el firmamento, en la constelación de Sagitario que repetiría la imagen del CENTAURO para el resto de los tiempos, formando el noveno signo del Zodiaco.

El Memorial de Caballería